Sopas

Caldo de Oso

Aclaro de una vez: no hay osos en esta sopa, ni se llama así por ningún oso en especial y no hay osos en el Estado de Chihuahua, de donde viene. Pepe tenía razón, es deliciosa, y ni modo, así se llama. Conocí a Pepe hace unos meses durante una entrevista en Telemundo, en un viaje a Denver para promocionar mi libro. Él era el productor del programa.

Mole de Olla

No me importa comerme un caldo caliente en el verano y muchos mexicanos piensan igual que yo. Verán cómo sirven el pozole en fondas a mediados de junio, el caldo de camarón caliente es muy popular en los restaurantes de playa y el famoso mole de olla se sirve, hirviendo, en mercados de todo al país al medio día.

Crema poblana

Cuando era niña en la Ciudad de México no conocía a nadie que celebrara el Cinco de Mayo, excepto por las personas que vivían en Puebla. Ni siquiera era día de asueto. Eso sí, lo estudiábamos en la escuela: la victoria inesperada de un grupo pequeño de militares mexicanos en contra del gran ejército francés en 1862, la cual no duró mucho tiempo ya que los franceses ganaron poco tiempo después.

Sopa de Bolas de Matzo con Hongos y Jalapeño

A mi abuelo paterno, Francisco o “Yeye”, le encantaban los chiles, aunque no eran conocidos en Bratislava, donde nació. Solía decir que lo que más le gustaba de su nuevo país era el clima predecible (sobre todo los inviernos soleados), los mercados y más que nada, los chile. Le gustaban tanto, que mi abuela de plano los escondía. Ella decía que él no tenía límites y que no se podía medir cuando los comía.

Pozole Verde

El pozole rojo, o estilo Jalisco, siempre ha sido mi favorito. Me gusta tanto, que hasta lo servimos en mi boda. Hace muchos años que me he negado a reemplazarlo por otro, hasta que probé la versión verde, estilo Guerrero. No le gana al rojo, pero están a punto de empatar, y ya es mucho decir.

Caldo de Camarón

Cuando estaba en la prepa en la Ciudad de México, Tecamacharlie´s era uno de los lugares de moda para reunirnos. El nombre viene de Tecamachalco, la zona donde está situado, y de la cadena de restaurantes a la que pertenece, Anderson´s Carlos & Charlies. Ahí me reunía con mis amigos los viernes en la tarde para comer largo y tendido y darle la bienvenida al fin de semana.

Sopa de Habas

Cuando pienso en mi mamá, pienso en su sopa de habas, así de fuerte ha sido el impacto que la sopa tuvo sobre mí. No todos son fans de ellas, en parte porque no son muy conocidas. Como tienen varias presentaciones, confunden a muchos: frescas en la vaina, frescas sin vaina, secas con cáscara, secas y peladas. También se cocinan de diferentes formas y por último, las habas tienen un sabor fuerte que puede ser abrumador y que no a todos les gusta.