Sopa de letras

Sopa de letras
Print Recipe
6 porciones
Ingredientes
  • 750 g de jitomates frescos y maduros cortados en cuatro o tomates enteros enlatados y escurridos
  • 1 diente de ajo pelado
  • 1/4 de taza de cebolla blanca cortada en trozos
  • 1 taza de agua
  • 3 cucharadas de aceite vegetal
  • 2 tazas (120 g) de pasta para sopa en forma de letras o cualquier otra pasta pequeña
  • 1 cucharadita de sal o al gusto
  • 8 tazas de caldo de pollo o de verduras
Preparación
  • Licúa los jitomates, el ajo, la cebolla y el agua en una licuadora hasta obtener un puré suave.
  • Calienta el aceite en una grande a fuego medio-alta. Cuando el aceite esté caliente, sin que llegue a humear, añade la pasta para dorarla revolviendo continuamente para que no se queme. La pasta irá cambiando de color, de blanca a café oscuro. Hay que seguirla dorando hasta que huela a tostado, no a quemado ya que puede amargar. Esto tomará de 2 a 3 minutos.
  • Vierte el puré de tomate encima de la pasta junto con la sal y revuelve. Puedes tapar parcialmente la olla, ya que el puré puede salpicar la estufa. Deja que el puré se cocine y espese durante unos 6 minutos, revolviendo frecuentemente hasta que cambie de color a uno más oscuro y se vea un puré más espeso. Sigue revolviendo para que la pasta no se pegue en el fondo de la olla. Podrás ver el fondo mientras revuelves, pero el puré no se habrá secado. Llegar hasta este punto vale la pena, ya que le dará un sabor más profundo a la sopa. Vierte el caldo, revuelve y cuando hierva, reduce el fuego a medio y deja hervir por 10 minutos más. Rectifica la sazón y sirve.
Ingredientes
  • 750 g de jitomates frescos y maduros cortados en cuatro o tomates enteros enlatados y escurridos
  • 1 diente de ajo pelado
  • 1/4 de taza de cebolla blanca cortada en trozos
  • 1 taza de agua
  • 3 cucharadas de aceite vegetal
  • 2 tazas (120 g) de pasta para sopa en forma de letras o cualquier otra pasta pequeña
  • 1 cucharadita de sal o al gusto
  • 8 tazas de caldo de pollo o de verduras
Preparación
  • Licúa los jitomates, el ajo, la cebolla y el agua en una licuadora hasta obtener un puré suave.
  • Calienta el aceite en una grande a fuego medio-alta. Cuando el aceite esté caliente, sin que llegue a humear, añade la pasta para dorarla revolviendo continuamente para que no se queme. La pasta irá cambiando de color, de blanca a café oscuro. Hay que seguirla dorando hasta que huela a tostado, no a quemado ya que puede amargar. Esto tomará de 2 a 3 minutos.
  • Vierte el puré de tomate encima de la pasta junto con la sal y revuelve. Puedes tapar parcialmente la olla, ya que el puré puede salpicar la estufa. Deja que el puré se cocine y espese durante unos 6 minutos, revolviendo frecuentemente hasta que cambie de color a uno más oscuro y se vea un puré más espeso. Sigue revolviendo para que la pasta no se pegue en el fondo de la olla. Podrás ver el fondo mientras revuelves, pero el puré no se habrá secado. Llegar hasta este punto vale la pena, ya que le dará un sabor más profundo a la sopa. Vierte el caldo, revuelve y cuando hierva, reduce el fuego a medio y deja hervir por 10 minutos más. Rectifica la sazón y sirve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.