Cazuela de pasta con queso

8 porciones
Cheese and Shrimp Pasta Bake

Ingredients

  • 3 chiles Anaheim frescos
  • 4 cucharadas de aceite de oliva, divididas
  • 1 cebolla blanca, picada
  • 1 1/2 kg de jitomates maduros, lavados y cortados en cuatro
  • 4 dientes de ajo, picados o prensados
  • 1 cucharadita de sal o al gusto, divida, más la necesaria para sazonar los camarones
  • 1 lata de pasta de tomate de 180 g
  • 1 cucharadita de chile chiltepín, chile de árbol o chile rojo triturado
  • 500 g de pasta corta y pequeña, como rigatoni o conchas
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 1 kg de camarones grandes, pelados y desvenados
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • 2 tazas de crema mexicana
  • 1 taza de queso asadero, Monterey Jack o Muenster rallado
  • 1 1/2 tazas de queso Oaxaca rallado
  • 1/2 taza de queso añejo o parmesano rallado
  • 3 a 4 cebollitas cambray, las partes blancas y verde claro cortadas en rebanadas delgadas, para adornar

To Prepare

  • Pon a hervir una olla grande de agua con sal.
  • Pon los chiles Anaheim en una charola para hornear forrada de papel aluminio. Ponla en el horno durante unos 10 minutos a temperatura alta, volteando un par de veces, hasta que se los chiles chamusquen. Pasa los chiles de inmediato a una bolsa de plástico, ciérrala bien y deja que suden por al menos 5 minutos. Luego, saca los chiles de la bolsa, deja que se enfríen un poco, quítales la piel, el tallo y las semillas. Pica los chiles y aparta.
  • Calienta una olla o sartén grueso y resistente al calor a fuego medio-alto. Agrega 2 cucharadas de aceite y calienta hasta que veas ondas en el aceite. Agrega la cebolla y cocina de 3 a 4 minutos hasta que se acitrone y las orillas se empiecen a dorar.
  • Mientras se cocina la cebolla, pon los jitomates en la licuadora. Pulsa hasta que los tomates estén triturados, sin que queden totalmente molidos. Aparta hasta que los vayas a usar.
  • Pon el ajo y los chiles picados en el sartén con la cebolla, revuelve y sazona con 1/4 de cucharadita de sal. Cocina durante un par de minutos más hasta que el ajo se empiece a dorar. Agrega la pasta de tomate, revuelve y deja que se cocine y sazone durante otro minuto. Vierte los tomates triturados de la licuadora y revuelve otra vez, raspando el fondo para despegar cualquier parte que se haya pegado. Sazona con 3/4 de cucharadita de sal y los chiles secos triturados. Deja que suelte el hervor, reduce el fuego a medio-bajo y hierve durante 30 minutos hasta que la salsa se haya espesado y tenga mucho sabor. Apaga el fuego cuando la salsa esté lista.
  • Pon la rejilla del horno en la parte superior y precalienta a 230°C.
  • Agrega la pasta al agua hirviendo y cocina según a las instrucciones del paquete para que quede al dente. Escurre y aparta.
  • Calienta un sartén antiadherente grande a fuego alto. Agrega la mantequilla y las 2 cucharadas restantes de aceite. Cuando se derrita la mantequilla y burbujee, agrega los camarones en dos partes y salpimienta al gusto. Dora los camarones durante un par de minutos hasta que apenas estén cocidos. Pasa los camarones a un plato y repite con el resto. Pica la mitad de los camarones y deja enteros la otra mitad que va a ir encima de la pasta.
  • Pon la pasta en la salsa junto con los camarones picados y la crema y revuelve para cubrir todo. Pon encima el resto de los camarones enteros y cubre con los quesos asadero, Oaxaca y añejo rallados. Hornea la cazuela de 10 a 15 minutos, o hasta que la superficie esté dorada y burbujeante. Espolvorea las cebollitas cambray encima.