Maracuyá

Blog

Maracuyá

Maracuyá, o fruta de la pasión, es una de las frutas exóticas que se pueden encontrar en México. Originario de Brasil, se cultiva en regiones tropicales y semi-tropicales, como Oaxaca y la península de Yucatán.

En México, se cultivan las variedades de cáscaras amarillas y moradas, y aunque se ven duras y gruesas, se parten fácilmente con un cuchillo o con las manos. Las semillas interiores son negras y están cubiertas por una membrana que va de amarillo claro a fuerte. Se come toda la fruta, excepto la cáscara.

Las semillas son crujientes, suaves y tienen un sabor cítrico, ácido y delicioso.

En México, es común preparar el maracuyá en ricas aguas frescas y en la cocina se usa tanto en platillos dulces, como salados.

Alex Ruiz, un chef de Oaxaca que vino a cocinar al Instituto Mexicano de Cultura en Washington, D.C., preparó una jalea de maracuyá para ponerle al ceviche fresco que quedó espectacular.

En el desayuno, se pueden comer con yogurt o cereal; en el almuerzo, con mermeladas o reducciones para cosas dulces y saladas. Durante el día, se usa para hacer licuados y agua fresca.

Y si, es muy nutritivo. Contiene agua, fósforo, potasio y vitaminas. Afortunadamente, cada vez es más fácil encontrarlo fuera de tiendas especializadas.

Busquen los frutos que tengan una cáscara lisa y con color amarillo o morado fuerte. Si no está maduro, tendrá puntos verdes y si ya está pasado, la cáscara estará arrugada. Sólo necesitan una cuchara para sacar las semillas. Pruébenlo como yo, así solo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.