El Huequito

Por Eduardo | @cazadordelomejor

Tacos al Pastor. Hay tantos lugares diferentes para comerlos en la Ciudad de México, y cada lugar es único. La ubicación original de El Huequito en la calle Ayuntamiento, una calle muy transitada en el centro de la ciudad de México, ha servido tacos al pastor durante casi 60 años. Ordenarás desde la calle y comerás al otro lado de la banqueta en una mesa alta de aluminio con una variedad de salsas picantes y limones recién cortados.

el huequito

El pastor es laminas crujientes de Puerco, marinado con chiles secos y especias y asado. Muy similar al shawarma o doner kebab, el pastor fue influenciado por la fuerte migración libanesa que ocurrió en México a principios de la década de 1940.

En 1959, Guillermo Buendía y Amelia González comenzaron el negocio en el local que hoy día sigue midiendo un metro por un metro. Debido al tamaño, los clientes se referían a la taquería como un huequito.

Los tacos al pastor en El Huequito son diferentes a todos los demás en la Ciudad de México. No hay piña ni cilantro aquí, solo carne de pastor recién cortada envuelta en una tortilla con salsa verde, salsa de chile de árbol, cebolla y de regreso a la parrilla.

el huequito

Si visitas una de las sucursales más nuevas de El Huequito, como la de la Condesa, experimentarás un menú más extenso con clásicos como el especial que es una montaña de pastor con tortillas de maíz, cebolla y salsa verde apiladas en la parte superior para hacer tus propio tacos.

Un par de tacos al pastor con una agua de horchata helada es probablemente una de las mejores combinaciones que existen hoy en la escena gastronómica callejera de la Ciudad de México.

El Huequito, Ayuntamiento 21, Colonia Centro, Centro, 06050 Ciudad de México

Comentarios

2comentarios enEl Huequito

  1. Estela Nunez Ramirez

    Ago 24

    Que delicioso Patti yo estuve en Mochis ,Sinaloa,Topolobampo,Sinaloa,Barrancas de Cobre la comida deliciosa. Esa recetas están deliciosas.Felicidades

    1. Pati

      Sep 13

      Aww mil gracias, Estela!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *