Vainas de vainilla: cinco maneras de conservarlas

Blog

Vainas de vainilla: cinco maneras de conservarlas

La vainilla es un ingrediente extraordinario, tan básico como tu vestido favorito en el clóset, que lo puedes sacar una y otra vez. Tienes la seguridad de que te dará clase, estilo y confort cada vez que lo uses. El sabor y fragancia de la vainilla representan confort en las cocinas de todo el mundo.

Dada su popularidad, sufre de un uso excesivo francamente desafortunado como malas imitaciones del extracto, e imitadores exagerados de su fragancia. Hasta cierto punto es normal que se haya tratado de replicar a tales extremos, ya que la auténtica vainilla es muy cara.

Pero lo que tienes que saber es que puedes hacer que la vainilla te rinda mucho. Puedes extender sus propiedades y multiplicar sus usos si la usas para saborizar otros ingredientes básicos, como la sal, el azúcar, el jarabe simple, el aceite y el vinagre.

La sal, azúcar, jarabe, aceite y vinagre de vainilla resultantes se pueden usar durante largos periodos de tiempo de muchas formas diferentes. Aún más, preparar estos productos no sólo impregnará de vainilla tu cocina (y en su romance, si conoces las leyendas sobre ella), también serán unos regalos fabulosos para tus familiares, amigos, colegas, etc.

En cuanto a sus usos, la imaginación es el límite. He espolvoreado sal de vainilla en jitomates frescos y en duraznos para asar. El azúcar de vainilla es deliciosa horneada en pays, crepas dulces y en el té o café. El vinagre y el aceite de vainilla realzan las ensaladas frescas y las verduras cocidas. La última vez que hice papitas cambray al horno, rocié un poco de aceite de vainilla encima con un poco de crema mexicana. El jarabe simple queda sensacional en bebidas, postres y sobre todo encima del helado.

Nota: usa frascos de vidrio esterilizados (o lávalos en la lavadora de platos), con tapas herméticas.

Nota 2: puedes doblar la cantidad de los ingredientes con una sola vaina de vainilla.

Sal de vainilla

1 taza aprox.
Vanilla Salt

Ingredientes

  • 1 taza de sal
  • 1 vaina de vainilla entera

Preparación

  • Vierte la sal a un recipiente mediano. Con un cuchillo pequeño con filo, corta la vaina a la mitad a lo largo. Abre cada mitad y raspa las semillas de arriba a abajo y ponlas en la sal. Revuelve con la sal, asegurándote que las semillas se distribuyan bien y no se aglomeren. Vierte la sal en un frasco de vidrio pequeño e inserta los pedazos de vaina. Deja reposar durante al menos 48 horas; ya que entre más tiempo la dejes, la presencia de la vainilla será más fuerte. Guarda a temperatura ambiente.

 

Azúcar de vainilla

1 taza aprox.
Vanilla Bean Sugar

Ingredientes

  • 1 taza de azúcar
  • 1 vaina de vainilla entera

Preparación

  • Vierte el azúcar a un recipiente mediano. Con un cuchillo pequeño con filo, corta la vaina a la mitad a lo largo. Abre cada mitad y raspa las semillas de arriba a abajo y ponlas en el azúcar. Revuelve con el azúcar, asegurándote que las semillas se distribuyan bien y no se aglomeren. Vierte el azúcar en un frasco de vidrio pequeño e inserta los pedazos de vaina. Deja reposar durante al menos 48 horas, ya que entre más tiempo la dejes, la presencia de la vainilla será más fuerte. Guarda a temperatura ambiente.

 

Vinagre de vainilla

1 taza aprox.
Vanilla Bean Vinegar

Ingredientes

  • 1 taza de vinagre blanco
  • 1 vaina de vainilla

Preparación

  • Vierte el vinagre en un frasco de vidrio pequeño.
  • Con un cuchillo pequeño con filo, corta la vaina a la mitad a lo largo. Abre cada mitad y raspa las semillas de arriba a abajo y ponlas en el vinagre. Añade los pedazos de vaina también.
  • Tapa muy bien el frasco. Agita durante 30 segundos. Guarda el frasco a temperatura ambiente. Durante los primeros dos días, agita el frasco un par de veces al día. Deja reposar durante al menos una semana antes de usarlo.

 

Jarabe simple de vainilla

1 tazas
Vanilla Bean Simple Syrup

Ingredientes

  • 1 taza de azúcar
  • 1 taza de agua
  • 1 vaina de vainilla

Preparación

  • En una olla pequeña, mezcla el azúcar con el agua.
  • Con un cuchillo con filo pequeño, abre la vaina de vainilla de arriba a abajo, sin cortarla completamente y luego córtala a la mitad. Abre cada mitad, raspa las semillas y ponlas en la mezcla de agua y azúcar. Añade los pedazos de la vaina también.
  • Calienta la olla a fuego medio. Calienta de 2 a 3 minutos, hasta que el azúcar se disuelva, revolviendo un par de veces. Retira del fuego. Deja enfriar y vierte, junto con los pedazos de vaina, en un frasco de vidrio pequeño. Tapa el frasco. Refrigera hasta por 6 meses.

 

Aceite de vainilla

1 lata
Vanilla Bean Oil

Ingredientes

  • 1 taza de aceite vegetal
  • 1 vaina de vainilla

Preparación

  • Vierte el aceite en una olla pequeña. Con un cuchillo pequeño con filo, corta la vaina a la mitad a lo largo. Abre cada mitad y raspa las semillas de arriba a abajo y ponlas en el aceite. Calienta la olla a fuego medio-bajo durante 4 ó 5 minutos. Retira del fuego y deja enfriar. Vierte el aceite en un frasco de vidrio limpio con tapa hermética y ponlo en el refrigerador. Se puede refrigerar hasta por 6 meses.
  • Deja que esté a temperatura ambiente antes de usar y no lo uses para freír comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.