Chorizo

Blog

Chorizo

Crecí comiendo chorizo en México, y me encanta. Tiene un color rojo quemado, suave, hecho de carne molida sazonada con especias exóticas. Una vez frito, el chorizo queda crujiente, con un sabor audaz y miles de usos.

Cuando me mudé a los Estados Unidos hace más de doce años, me dio mucho gusto encontrar chorizo en muchas tiendas de comida internacional. Últimamente, me ha llamado la atención ver que mi chorizo mexicano está acompañado ahora por otros tipos de chorizo en las secciones refrigeradas de tiendas más comerciales:

Los chorizos latinoamericanos son muy diferentes a los españoles. Los chorizos españoles típicamente son de carne seca y ahumada, sazonados con ajo y paprika. Usualmente están listos para comerse y tienen una consistencia como salami, suave y chiclosa. Los latinoamericanos son crudos y hay que cocinarlos antes de comerlos.

El chorizo mexicano es el más picante de los latinoamericanos, y reconozco que es mi favorito. Los chorizos mexicanos también varían entre ellos, pero por lo general todos tienen chiles secos como ancho, pasilla, guajillo y/o chipotle; una mezcla de especias que incluye orégano, comino, tomillo, mejorana, hoja de laurel, canela, semillas de cilantro, pimienta gorda, paprika, achiote y clavos. Casi siempre traen ajo y a veces cebolla y siempre vinagre, que hace que la carne se desmorone mientras se dora y le da un toque de acidez.

Toluca es una ciudad mexicana conocida como la Capital del Chorizo, tiene un chorizo verde con chiles frescos y hierbas y es muy rico.

Para las diferentes formas de usar chorizo, revisa las ideas y recetas, como la pasta con chorizo, que vienen en mi episodio sobre este ingrediente. Si tienes ganas de preparar el chorizo, puedes probar la receta de la Sra. Wheelbarrow.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.