Crema poblana

Blog

Crema poblana

Cuando era niña en la Ciudad de México no conocía a nadie que celebrara el Cinco de Mayo, excepto por las personas que vivían en Puebla. Ni siquiera era día de asueto. Eso sí, lo estudiábamos en la escuela: la victoria inesperada de un grupo pequeño de militares mexicanos en contra del gran ejército francés en 1862, la cual no duró mucho tiempo ya que los franceses ganaron poco tiempo después.

150 años más tarde, en 2012, los franceses y españoles ya no están y los mexicanos celebran con orgullo el Día de la Independencia cada 16 de septiembre, pero por razones que pocos podemos explicar, el Cinco de Mayo es la celebración más grande, colorida y grande para los mexicanos que viven fuera del país. Es una nostalgia muy extraña, pero entre más tiempo paso fuera de México, el impacto del Cinco de Mayo es cada vez mayor en mí. Esas palabras se esponjan como conchas recién horneadas, cada vez más suaves, más dulces y más reconfortantes conforme pasa el tiempo.

Como muchos mexicanos (y cada vez más no mexicanos), celebro cualquier cosa que pueda ser del país: nuestra herencia, resiliencia, trabajo, flexibilidad, calidez, hospitalidad, generosidad y la riqueza de nuestra música, danza y comida. Más aún, celebro la tendencia que tenemos a tirar la casa por la ventana cuando festejamos.

Ahora, en el 150 aniversario del Cinco de Mayo (o la Batalla de Puebla), finalmente la atención se está enfocando en Puebla, donde ocurrió la batalla. La celebración que se ha puesto de moda fuera de México regresa a su lugar de origen. Ya era hora.
Puebla es una joya colonial hasta ahora escondida. Derrocha historia, arquitectura, arte y cultura de la mano con la modernidad. Es también uno de los puntos culinarios más importantes de México.

Crema Poblana 1

Algunos de nuestros platillos más representativos, y más laboriosos, son de Puebla y nacieron en los conventos donde se fusionaron como piezas de rompecabezas las cocinas mexicanas y españolas. De ahí son el clásico Mole Poblano, con capas y capas de sabor complejo que explotan en la boca o los Chiles en Nogada cuyos colores rojo, blanco y verde representan a la bandera mexicana.

Puebla también tiene muchísimos platillos caseros y accesibles como la tinga de pollo y la torta de elote. También es hogar de uno de mis ingredientes favoritos: el chile poblano y como pueden ver en la foto, consumimos bastantes chiles en mi casa cada semana.

Crema Poblana 2

Este ingrediente clave siempre me ha encantado, desde que lo compro en la tienda hasta que pruebo su exuberante y afrutado sabor. Es sublime. Cada vez que hago un platillo con él, siento que estoy de fiesta allá en Puebla, aunque esté aquí en mi casa.

Si no puedes ir a Puebla pronto, prueba esta sopa para tener tu propio Cinco de Mayo, sea día festivo o no.

Artículo escrito para y publicado por NBC Latino; foto de sopa poblana por Jack Foley.

Crema poblana

6 porciones
Pati Jinich
Keyword: receta, Sopa
Author:Pati Jinich

Ingredientes

  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 2 cucharadas de cebolla blanca picada
  • 5 a 6 chiles poblanos rostizados, sudados, pelados y sin semilla, cortados en cuadros o tiritas
  • 2 tazas de granos de elote, frescos o descongelados
  • 1/2 cucharadita de sal, o al gusto
  • Pimienta negra recién molida
  • 3 tazas de caldo de pollo
  • 1 taza de leche
  • Queso fresco o Cotija rallado, opcional

Preparación

  • En una olla a fuego medio, pon el aceite y la mantequilla. Una vez que la mantequilla se empiece a derretir, añade la cebolla y acitrónala hasta que se empiece a dorar, revolviendo ocasionalmente, unos 10 a 12 minutos.
  • Añade los chiles poblanos, revuelve y cocínales de 3 a 4 minutos. Haz lugar en el medio del sartén y añade el elote y salpimienta. Cocina unos 3 ó 4 minutos más.
  • Vierte el caldo de pollo y deja hervir unos 5 minutos más, hasta que suelten los sabores y comiencen a mezclarse.
  • Baje el fuego, espera 1 minuto y añade la leche con cuidado. Si hace la crema con anticipación, caliéntala a fuego medio bajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.