Pepitas de calabaza

Blog

Pepitas de calabaza

Yo solía llenar mis maletas de bolsas de pepitas cada vez que iba a México. Me encantan porque tienen un sabor suave, como a nuez y casi dulce. Son un poco chiclosas y nutritivas, y se usan mucho en la cocina mexicana. Son semillas muy nutritivas, llenas de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Las pepitas son semillas de diferentes tipos de calabazas. Las encuentras en todo México, desde puestos callejeros hasta en los supermercados grandes. Se usan en la cocina mexicana desde tiempos ancestrales, y se han usado de muchísimas maneras desde entonces.

Eran muy apreciadas tanto por los Aztecas como por los Mayas, quienes fueron los que empezaron a molerlas como base para diferentes salsas. De hecho, es en la Península de Yucatán, el hogar de los Mayas, donde hay entre las pastas básicas para sazonar (una es la famosa salsa de achiote), una pasta de pepitas de color claro, que se puede comprar ya preparada en los mercados.

En México, las pepitas se comen con y sin cáscara, crudas, tostadas, saladas, fritas y con chile como botanas. También se usan para hacer salsas, moles, sopas y bebidas. Se espolvorean en platillos principales para añadirles sabor de forma sutil y un toque crujiente. Me da mucho gusto verlas cada vez más en las tiendas de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.