Tortitas de papa, camote y manzana verde

Blog

Tortitas de papa, camote y manzana verde

Una migrante Mexicana cocinando la cena de Thanksgiving y Hanukkah en la misma noche en la fría región este de los Estados Unidos puede sonar raro. Para mí, resultó una oportunidad inesperada de juntar todos los pedazos de mi vida, y también todas las posibilidades inesperadas para el menú.

Verán, desde que me acuerdo, siento que habito varios mundos, como el mexicano y el judío; la migrante mexicana que no es de aquí ni de allá. Sin embargo, conforme pasa el tiempo, las diferentes partes que forman mi identidad se sienten cada vez más sólidas en cada uno de mis mundos y sus intersecciones. Y resulta que esas intersecciones toman sentido en la cocina.

Admito que soy una romántica incurable, y por eso cada año cuando mi esposo me pregunta qué quiero de cumpleaños, le digo: la carta de amor más apasionada que jamás se haya escrito. No la he visto, ya que mi esposo me ha visto de una forma u otra, todos los días desde hace 17 años. Por eso, cuando mi cumpleaños se acerca, le digo que voy a empacar mis maletas e irme, de mentiritas, para que pueda escribirme esa apasionada carta de amor.

Tortitas de Papa 1

Yo creo que mi naturaleza romántica hace que aún las pequeñas cosas signifiquen tanto para mí ¿Recuerdan cuando pasó el 12/12/12? Me enloqueció la belleza del patrón 1,2,1,2,1,2 y que ya no pueda repetirse. Claro, las personas racionales no tardaron en recordarnos que cada día del calendario no va a volver a ocurrir nunca más. Aun así, darnos cuenta de lo único que es el patrón 1,2,1,2,1,2 nos dio la oportunidad de apreciar lo valiosos que son cada uno de los días que pasan.

Por todo esto, no es de sorprenderse que estoy encantada que Hanukkah y Thanksgiving pasen al mismo tiempo. Las oportunidades de que vuelva a ocurrir eso va a ser hasta el 2070 (es muy probable que ni Daniel ni yo estemos aquí ya, lo que justifica aún más recibir esa carta amorosa), y nos permite ver a esas festividades desde otra óptica: con una sensación de gratitud, un significado nuevo de sentarse a compartir en la mesa y una nueva oportunidad de construir puentes entre nosotros y lo mejor, que podemos disfrutar todo eso a través de la comida.

Para celebrar esta comida tan especial, que solo ocurre una vez en la vida, hice estas tortitas de papa, camote y manzana verde.

Tortitas de Papa 2

Es una receta sencilla, y deja que estos tres ingredientes resalten y se complementen al mismo tiempo, con la ayuda de un poco de chile ancho en polvo y canela. Pueden comérselas así solas, o las pueden servir con una crema espesa de hinojo y limón o con una salsa macha rústica.

Pueden hacer lo que yo: comérselas Mientras las van preparando, y luego comérselas en la mesa con la crema y la salsa macha.

Tortitas de papa, camote y manzana verde

16 tortitas
Pati Jinich
Keyword: antojo, chile, receta, Salsa, verduras
Author:Pati Jinich

Ingredientes

  • 750 g de papas, (2)
  • 750 g de camotes, (1)
  • 250 g de manzana verde, como Granny Smith, (1)
  • 1/2 taza de cebolla blanca rallada, (1)
  • 1 1/2 cucharaditas de sal
  • 2 huevos grandes batidos
  • 1/2 cucharadita de chile ancho en polvo, puedes sustituirlo por otro chile en polvo que tengas
  • Pizca de canela
  • 2 cucharaditas de polvo para hornear
  • 1/4 de taza de harina
  • Condimentos opcionales:
  • Crema de Hinojo y Limón
  • Salsa Macha

Preparación

  • Lava y pela las papas, los camotes, la manzana y la cebolla y luego rállalos, poniéndolos según estén listos, en un recipiente grande con agua con hielo hasta la mitad. Cuando acabes, deja reposar las verduras durante unos minutos y luego escúrrelas muy bien con un colador. Envuelve todos los ingredientes rallados en manta de cielo o una toalla de cocina limpia y escúrrelos y sécalos con fuerza, para sacarles todo el líquido que puedas.
  • Pasa las verduras ralladas a otro recipiente y mézclalos con los huevos, el chile en polvo, la sal, la canela, el polvo para hornear y la harina. Mezcla bien todo.
  • Pon 1.5 cm de aceite en un sartén grande y pesado y calienta a fuego medio-alto. Después de unos 3 o 4 minutos, prueba el aceite poniendo una cucharadita de la mezcla. Si el aceite burbujea alegremente alrededor de las orillas, ya está listo. Pon unas tres cucharadas de la mezcla para cada tortita en el sartén, sin llenarlo demasiado. Puedes usar un cucharón como yo o las manos para darles una forma ovalada y aplanada.
  • Cocina las tortitas de 4 a 5 minutos, hasta que estén doradas y crujientes de abajo. Voltéalas y deja que se vuelvan a dorar durante otros 3 o 4 minutos. Transfiere las tortitas a una rejilla con una charola para hornear abajo para que escurran el exceso de aceite. Cuando acabes, las puedes mantener calientes en el horno a 125 C, o taparlas y recalentarlas más tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.