Camarón Seco

Blog

Camarón Seco

Los camarones no solo se usan para el caldo de camarón. También se usan para hacer tortitas que luego se bañan en una salsa de mole. También para preparar tamales, arroz, frijoles y platillos con papa. Hay hasta salsas donde se muelen para espesarlas y sazonarlas.

Vienen en diferentes tamaños, desde los camarones miniatura que miden menos de medio cm hasta los más grandes que miden más de 8 cm. Se cocinan ligeramente, luego se salan y se dejan secar al sol, así se concentra su sabor y quedan salados.

En México los puedes encontrar tanto en mercados como en los supermercados. Aquí en Estados Unidos los he encontrado en tiendas latinoamericanas y asiáticas. También se pueden comprar en línea, solo hay que fijarse que tengan un color claro. No compres los que tengan color rosado o rojo o se vean demasiado gordos. Los de buena calidad deben estar planos y casi sin color, ya que es quiere decir que están deshidratados, que es lo que queremos.

Duran meses en la alacena y se pueden considerar como un condimento. Para usarlos, se remojan en agua de 5 a 10 minutos, se enjuagan, escurren, se les quita la cabeza y las patas y luego se cocinan. Tienen un sabor característico y fuerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.