Hablando de sopa y libros

Blog

Hablando de sopa y libros

Quiero escribir un libro de recetas gracias en parte a una sopa como esta, que me hace sentir calientita por dentro en cuanto la pruebo. Es una sopa terrenal y sencilla que me centra.

Me habla de tradiciones centenarias que se pasan a través de generaciones de recetas. Es un placer pensar en ella, escribir y hablar sobre y prepararla y saborearla.

Así que les comparto excelentes noticias: voy a trabajar con el increíble Rux Martin, editor en Houghton Mifflin Harcourt para hacer este libro realidad. En él, voy a escribir y contarles cómo hacer todas las comidas que me llenan de felicidad, así como las historias de cada una de ellas.

Sopa-Tarasca-1

Les comparto la Sopa Tarasca para este otoño, que se preparara con una base de jitomates, cebolla y un poco de ajo.

Sopa Tarasca 2

También tiene chile ancho, parecido a una ciruela pasa y con un sabor exuberante. Después de que esos ingredientes se cocinan, licúan y sazonan, se mezclan con un puré de frijoles.

Sopa Tarasca 3

Y caldo de pollo.

Sopa Tarasca 4

Además, le pones el queso fresco que quieras a la sopa.

Sopa Tarasca 5

Tiritas fritas de tortilla.

Sopa Tarasca 6

Aguacate mexicano maduro.

Sopa Tarasca 7

Y crema mexicana con sus notas ácidas y saldadas y tiritas de chile.

Sopa Tarasca 8

La sopa lleva el nombre de los Purépechas – o Tarascos- quienes viven en las regiones montañosas del Estado de Michoacán. La he comido varias veces en la capital colonial del Estado, Morelia, y ahora la preparo frecuentemente en D.C. Con suerte encontrará un lugar en tu mesa también.

Disfrútala.

Nota: si alguno de ustedes tiene antojo de algo mexicano, escríbanme y trataré de incluirlo en el libro.

Sopa Tarasca

Pati Jinich
Keyword: chile, frijoles, queso, receta, Sopa, tortilla, verduras
Author:Pati Jinich

Ingredientes

  • Para la sopa:
  • 6 tazas de puré de frijol
  • 500 g de jitomates maduros
  • 1 diente de ajo
  • 1 chile anchos secos, sin tallo ni semillas
  • 1/2 taza de cebolla blanca picada
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 3 tazas de caldo de pollo, de verduras o agua
  • 1 cucharadita de sal, o más al gusto
  • Para las guarniciones:
  • 4 tortillas de maíz cortadas a la mitad y luego en tiritas, fritas o tostadas
  • 1/2 taza de queso Cotija, fresco o ranchero desmoronado
  • 1/2 taza de crema fresca mexicana, espesa o fresca
  • 1 chile ancho sin tallo ni semillas, cortado en tiritas y frito rápidamente, opcional
  • 1 aguacate mexicano partido a la mitad, pelado, sin semilla y la pulpa picada

Preparación

  • En una olla, pon los jitomates, el ajo y el chile ancho sin tallo ni semillas. Cúbrelos con agua y hierve a fuego medio-alto de 10 a 12 minutos o hasta que los jitomates estén cocidos. Una vez que se enfríen un poco, ponlos en una licuadora o procesadora con 1 taza del agua donde se cocieron, la cebolla y una cucharadita de sal. Procesa hasta obtener un puré suave.
  • En una olla grande, calienta el aceite a fuego medio-alto. Añade el puré jitomate y cocina de 5 a 8 minutos, revolviendo de vez en cuando, hasta que se espese y tenga un color más oscuro. Reduce el fuego a medio y agrega el puré de frijol y el caldo o agua, hierve de 10 a 15 minutos hasta que la sopa se haya sazonado y tenga una consistencia cremosa. Rectifica la sazón. Apaga el fuego ya que se espesa rápidamente.
  • Una vez que se enfríe, la sopa sola se puede guardar en un recipiente tapado y refrigerar hasta por 4 días. Ya que se espesa mientras se enfría, puede ser que necesite agua o caldo para diluirla cuando la calientes otra vez.
  • Sirve la sopa en tazones y ponle encima una cucharada de crema y una de queso, un puñado de tiritas de tortilla, unas cuantas tiritas de chile y aguacate picado. También puedes poner las guarniciones en platos pequeños en la mesa para que cada uno le ponga a la sopa lo que quiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.