Torta de Calabacitas para Todos

Blog

Torta de Calabacitas para Todos

Las tortas de verduras han sido muy bien recibidas en mis clases, mis alumnos terminan preparándolas en casa una y otra vez.

No hay que confundirlas con el otro tipo de tortas, que son el sándwich favorito de México. Estas son una mezcla de pan esponjado y suave, un pudín salado y ahora que lo pienso, de un souflé.

Aunque hay muchos tipos, todas tienen algunas cosas en común. Primero, son fáciles de preparar. Segundo, son versátiles porque pueden acompañar a un plato principal, pueden ser el principal si se acompañan de una ensalada o se pueden servir solas. Tercero, ayudan a los papás a disfrazar las verduras para los pequeños melindrosos de la casa.

Torta de Calabacitas 1

Las tortas tienen verduras, huevos, algún tipo de harina, a veces leche, crema o queso y una buena cantidad de azúcar, sal y, opcionalmente, otras especias. Sin importar qué tipo de torta sea, el distintivo de cada una es la verdura que se usa para prepararla. Las más comunes son los chícharos, la espinaca, la calabacita y el elote. Las últimas dos verduras son las que más uso, y ya que encontré unas calabacitas hermosas en el supermercado ayer, esas son las que voy a usar hoy.

Torta de Calabacitas 2(La calabacita más común en los mercados mexicanos es la italiana, llamada a veces Pipián en tiendas latinoamericanas en los E.U.)

En México la que más se usa es la calabacita italiana, pero la que encuentro con más frecuencia aquí en los Estados Unidos es la calabacita verde; más grande y de color verde más oscuro. La italiana es más pequeña, más redonda y de color verde más claro moteado con crema. La segunda es usualmente más grande y con un color verde oscuro uniforme. Las dos funcionan bien, aunque la italiana tiene un sabor más suave y dulce que la otra.

Las calabacitas, del tipo que sean, tienen muchísimos usos. Quizá sea una de las verduras más usadas en la cocina mexicana y se aprovechan todas las partes: la verdura, las flores y las semillas.

La preparación de esta torta es muy sencilla. Ralla y escurre las calabacitas.

Torta de Calabacitas 3(Calabacitas ralladas y escurridas).

Puedes usar manta de cielo o un colador y exprimir el exceso de agua con la mano o con la parte de atrás de una cuchara. Luego, revuélvela con los huevos, la mantequilla, una mezcla de harina de arroz, bicarbonato, polvo para hornear y una pizca de sal ya batidos. Mete al horno y listo.

Torta de Calabacitas 4(Una toma peligrosa de parte de un fotógrafo amateur para brindarte un acercamiento)

Torta de Calabacitas 6(Torta de calabacita, antes añadirle azúcar glass, mi favorita)

He preparado esta torta muchas veces. La receta original viene en el libro de Diana Kennedy, The Art of Mexican Cooking, aunque la he adaptado pero con el tiempo.

Por lo que puedo ver, va a ser adaptada nuevamente: tuve una sorpresa agradable cuando la llevé a la cena de Ilana. Cuando me pidió los detalles de la torta, exclamó: Está libre de gluten, porque uso harina de arroz, que le da una textura granulosa muy agradable. Así que le llamé a mi mamá para decirle que hasta ahora me había dado cuenta de que hay otra cosa que puede comer, ya que no come gluten. Mientras se la describía, decidió que estaría estupenda con queso manchego mexicano rallado encima, un queso similar al Monterey Jack. Resulta que crea una superficie dorada cubierta de queso. ¿Quién se puede resistir?

Aunque a Diana Kennedy le gusta servirla con una cucharada de crema fresca encima espolvoreada con sal y pimienta, a mí me gusta más espolvorearla con azúcar glass. Escoge lo que más se te antoje.

Torta de Calabacitas

10 porciones
Pati Jinich
Keyword: receta, verduras
Author:Pati Jinich

Ingredientes

  • 750 g de calabacitas (4 tazas), sin, las orillas y ralladas y escurridas
  • 125 g más 4 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 1 1/2 tazas de harina de arroz
  • 1/2 cucharadita de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Pizca de sal
  • 1/3 de taza de azúcar
  • Azúcar glass opcional
  • Crema fresca o mexicana sazonada con sal y pimienta, opcional

Preparación

  • Engrasa un refractario para hornear de 23x30 cm. Calienta el horno a 175 C y pon la rejilla en la posición de en medio.
  • Corta las orillas de las calabacitas y rállalas. Ponlas en un colador y escurre el agua apretándolas con las manos o con la parte de atrás de una cuchara. Reserva.
  • En un recipiente, mezcla la harina de arroz, el polvo para hornear, el bicarbonato y la sal.
  • En una batidora, bate la mantequilla a velocidad alta durante un par de minutos hasta que esté cremosa. Reduce la velocidad a baja e incorpora los huevos uno por uno. Después de cada huevo, añade 1/3 de la mezcla de harina y sigue batiendo hasta que todo esté bien mezclado. Por último, añade las calabacitas coladas y el azúcar. Bate durante otro minuto hasta que la masa esté homogénea y viértela en el refractario engrasado.
  • Hornea durante 40 minutos o hasta que la torta tenga la superficie dorada ligeramente y un palillo salga húmedo y no mojado. Retira del horno, corta en cuadros y sirve.
  • Se puede comer con azúcar glass espolvoreada encima para un toque dulce, o con crema fresca o mexicana sazonada con sal y pimienta. Se puede comer fría o calienta. Si sobra algo, se puede guardar a temperatura ambiente por un par de días, tapada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.