Exprimidor de limones

Blog

Exprimidor de limones

Si me preguntan cuál es el utensilio de cocina sin el cual no puedo vivir, definitivamente contestaré que es el exprimidor de limones estilo mexicano.

Los limones son uno de los ingredientes más representativos de la cocina mexicana. No estoy hablando de los limones amarillos, sino de las limones verdes mexicanos. Para mí, tienen un sabor cítrico más concentrado, y me justa su jugo fresco. No me gustan los jugos de limón en botellas verdes de plástico que venden en los supermercados, saben a comida de avión.

No es nada difícil exprimir un limón, aunque cuando usas tantos limones como yo, el exprimidor es un lujo: sacas todo el jugo en un segundo, es sólido y pesado y es fácil de mantener y limpiar.

Es un exprimidor de limones común, puedes encontrar uno como este en cualquier hogar mexicano. Está hecho de aluminio colado, que resiste a la oxidación causada por los ácidos del jugo. Es muy fácil de usar: ábrelo, pon una mitad de la limón boca abajo, ciérralo y aprieta para sacar el jugo, ya sea directamente a la comida o a un recipiente o taza medidora. Cierra y aprieta las asas del exprimidor para sacar todo el jugo y listo.

Aquí hay una foto de mi exprimidor.

Lime Squeezer
Y ahora del otro lado…

Lime Squeezer
Aquí se puede ver la parte de abajo con las perforaciones que extraen el jugo de la pulpa.

Lime Squeezer
Aquí está, con una mitad de limón mexicano grande y jugoso…

Lime Squeezer
Y aprieta…se puede ver como sale todo el jugo.

Lime Squeezer
Si tienes limones que están duros y difíciles de exprimir, te doy un tip: rueda el limón, apretando con la palma de tu mano encima de una superficie dura, hasta que la pulpa se suavice.
Esto lo va a aflojar y va a ser más fácil exprimirlo.

Ya es común encontrar exprimidores de aluminio como el mío en cualquier tienda departamental o tiendas de cocina. Si no lo encuentras en una tienda así, busca en alguna tienda especializada más pequeña. Otra opción es comprarlo por Internet.

Hay un sin fin de variedades de exprimidores: de plástico de colores, redondos, eléctricos y hay unos que parecen pinzas. Cualquiera funciona bien, pero yo me quedo con mi exprimidor. Funciona como si estuviera nuevo, pero lo he tenido por años. Es más, tiene hoyos más grandes de lo normal, así que el jugo sale todavía más rápido. Además, me lo dio mía mamá. El exprimidor envejeció con ella y ahora envejece conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.