Pavo de Acción de Gracias a la mexicana

Blog

Pavo de Acción de Gracias a la mexicana

Justo después de casarnos, mi marido y nos mudamos de la Ciudad de México a Dallas, Texas; recuerdo que fue a la mitad de un verano muy caluroso.

Siempre me ha gustado comer, pero no siempre cociné bien. Fui la más chica de cuatro hermanas, y siempre me consideraron la intelectual, mientras el resto de mis hermanas se inclinaron por la cocina de una forma u otra.

En aquellos tiempos, estaba enfocada en terminar mi tesis de ciencias políticas. Yo creo que no conocer a nadie, mi marido viajando todo el tiempo y yo encerrada en el dúplex donde vivíamos para escribir, me llenaron de nostalgia por mi familia y la comida de mi casa. Así que me puse a cocinar y a platicar con cualquiera que quisiera compartir sus recetas conmigo para tratar de recrear la comida y los sabores que me harían sentir como en casa.

Y llegó octubre. Como por arte de magia, empecé a ver comida de Acción de Gracias por todos lados: en las tiendas, en los centros comerciales, en la tele y en revistas y libros de cocina. Pensé, “cómo una comida con pavo en octubre,” ya que en México el pavo se come en Navidad. “Vaya” pensé, “aquí planean todo con mucha anticipación”.

Nunca había oído de Thanksgiving o Acción de Gracias. Estaba tan intrigada por todas esas fotos y recetas, que preparé una cena completa de Acción de Gracias para mi marido y para mí. Esa fue la primera. Desde entonces, lo celebramos cada año y se ha convertido en el festejo favorito de mi nuevo país, no solo por la comida, sino porque nos juntamos la familia y los amigos.

Todos contribuyen con algo, y eso sabe a comunidad. Es una fiesta con platillos clásicos, pero también es una oportunidad para probar sabores e ingredientes nuevos que pueden enriquecer la cena.

Tantos años después, el significado de Thanksgiving está más presente que nunca. Este es mi humilde contribución para su cena: una receta para pavo repleta de la sazón de algunos de mis sabores favoritos: relleno de chorizo, manzana y pan de elote.

Por cierto, hicimos un episodio de Thanksgiving para la temporada 5 de Pati’s Mexican Table. Ojalá lo puedan ver. Aquí les dejo un adelanto.

También pueden ver cuándo van a pasar el episodio en su ciudad si ponen el código postal aquí.

Pavo de Acción de Gracias a la mexicana

10 porciones
Thanksgiving Turkey

Ingredientes

  • Para la marinada:
  • 6 cucharadas de pasta de achiote en barra
  • 6 tazas de jugo de naranja agria o su sustituto
  • 6 tazas de caldo de pollo hecho en casa o comprado
  • 12 dientes de ajo asados o tostados y pelados, con piel
  • 1 cucharadita de Orégano seco
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de pimienta gorda molida
  • 2 cucharaditas de Sal, o al gusto
  • 2 cucharaditas de Pimienta negra recién molida
  • Para el pavo:
  • 1 pavo de 7-8 kg, enjuagado y secado
  • 4 cebollas moradas enteras peladas y rebanadas
  • 8 jitomates maduros cortados en trozos
  • 2 a 3 hojas de plátano, opcional
  • 1 bolsa grande para marinar el pavo, o una bolsa de plástico extra grande
  • Relleno de chorizo, manzana y pan de elote

Preparación

  • Para preparar la marinada, procesa en la licuadora o procesadora en 2 partes, la pasta de achiote, el jugo de naranja agria, el caldo de pollo, el ajo, el orégano, el comino, la pimienta gorda, la sal y la pimienta.
  • Mete el pavo, con la pechuga hacia abajo, en la bolsa para marinar. Vierte la marinada en la bolsa y masajea en el pavo hasta llegar a la cavidad y todas las grietas. Cierra la bolsa y ponla en un recipiente grande o charola para hornear y refrigera de 12 a 48 horas, volteando el pavo un par de veces para distribuir bien la marinada.
  • Pon la rejilla del horno en la posición más baja y precalienta el horno a 200 C.
  • Extiende las cebollas y los jitomates en una bandeja para asar grande. Pon el pavo encima de las verduras con la pechuga hacia arriba. Rellena la cavidad con todo el relleno que quepa, y pon el resto del relleno en un refractario engrasado con mantequilla. Cierra la cavidad cruzando y amarrando las piernas con hilo de cocina. Mete las puntas de las alas abajo del pavo. Vierte la marinada encima del pavo hasta que llenes la mitad de la bandeja.
  • Rostiza el pavo durante 30 minutos. Saca el pavo del horno, y cubre el pavo con capas de hojas de plátano, si las vas a usar, y cubre toda la bandeja con papel aluminio, sellándola lo mejor que puedas. Lo mejor es que casi no salga vapor.
  • Reduce la temperatura a 175 C. Mete el pavo al horno otra vez y hornea durante 3 1/2 horas, o por al menos 24 minutos por kilo. Saca del horno y retira con cuidado las hojas y/o el aluminio, ya que el vapor que salga estará muy caliente. Regresa al horno y rostiza por 20 minutos más. El pavo debe estar completamente cocido y la carne casi despegándose del hueso.
  • Saca el pavo del horno y deja reposar durante 15-20 minutos, cubriendo, sin sellar, con el aluminio.
  • Cuela las verduras y sus jugos a una olla de 3 litros, presionando con la parte de atrás de una cuchara para extraer todo el líquido posible. Aparta 1 taza de relleno. Hierve el resto de la salsa de 15 a 20 minutos, hasta que se haya reducido a la mitad.
  • Mientras reposas el pavo, vierte la marinada que apartaste encima del relleno en la bandeja para hornear y ponla en el horno durante 20 minutos, o hasta que esté caliente y la superficie dorada.
  • Corta el pavo y sirve con el relleno.

2 comments on “Pavo de Acción de Gracias a la mexicana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.