pan de muerto main

citricospan

Pan de Muerto Hecho en Casa

Ni muerta me quedo sin pan de muerto el Día de Muertos.

Es una de las celebraciones más significativas, coloridas y deliciosas acompañados por este pan. Puede sonar raro comer plan esponjoso con azúcar en forma de huesos, pero también comemos calaveritas dulces, lo que muestra lo importante que es la comida para nosotros, y como la mezclamos con nuestro sentido del humor sarcástico, generosidad y gusto por la vida.

Aunque no es muy popular aquí en los Estados Unidos, veo que se reconoce cada vez más. Se está poniendo de moda, los maestros ya hablan del Día de Muertos en las escuelas, hay calaveritas y decoraciones en las tiendas. Como es justo después de Halloween, se mezclan elementos de ambos, como cementerios y mucha comida, pero no son iguales.

El Día de Muertos es en realidad dos, el 1 y 2 de noviembre, cuando los muertos regresan a visitar a los vivos. Y si ya hicieron todo el viaje, más vale que la comida esté a la altura de la ocasión. Se montan y decoran altares con la comida y bebida favorita del difunto y velas y flores para iluminarles el camino de regreso. También visitamos los cementerios, pero no para asustar como en Halloween. El Día de Muertos es una ocasión agridulce, triste y alegre a la vez, es una oportunidad para reunirnos, comer y recordar.

El Pan de Muerto es muy esperado por todos.

Los que ya lo probaron quedan fascinados, lo malo es que no hay muchas panaderías que lo preparen fuera de México.

pan de muerto 1
Pero Puedes preparar el tuyo.

Es fácil de hacer, pero toma un poco de tiempo. La masa se tiene que levantar cuatro veces, una de ellas toda la noche en el refrigerador. Si quieres Pan de Muerto para el viernes, tienes que empezar el jueves.

Primero, haces una mezcla de masa con levadura. Las versiones más viejas del Pan de Muerto usaban pulque, una bebida fermentada. Yo uso levadura seca con leche tibia para que la levadura reaccione. Disuélvela en la leche y agrega un poco de harina, para que reaccione más fuerte. Estará lista 20 o 30 minutos después, cuando se esponje y haya burbujas en la superficie.

Esa es la primera vez que se levanta.

pan de muerto 2

Luego prepara la mezcla en la batidora con la mantequilla, el azúcar y los huevos. Yo le agrego agua de azahar, tradicional en muchas partes de México ya que la hace fragante y ligera. También le pongo un poco de ralladura de naranja y semillas de anís, que le dan más aroma. Agrega la levadura a la masa. Tápala y ponla en un molde.

Es mejor si la dejas en un lugar cálido de la cocina donde no haya corrientes de aire, junto a la estufa o a las hornillas. A la levadura le gustan el calor y la humedad, y me he acostumbrado a poner un recipiente con agua hirviendo junto a la masa y tapar todo junto.

Deja que se levante.

pan de muerto 3
¿Ves cómo se esponjó? Casi triplicó su tamaño.

Esa es la segunda vez que se levanta.

Dale un par golpes para desinflarla.

pan de muerto 4
Tápala con plástico y ponla en el refrigerador para que se levante durante la noche. Mientras duermes, la masa se alistará en el refrigerador.

pan de muerto 5
Como puedes ver aquí, se infló nuevamente con más burbujas y algo fibrosa.

Esa es la tercera vez.

pan de muerto 6
Al día siguiente, cuando hagas una bola con ella, se desinflará, pero la masa se habrá transformado y se quedará pegada en el recipiente.

pan de muerto 7
La masa brillosa, pegajosa y compacta.

Toma dos tercios de la masa y ponla en una superficie engrasada. A mí me gusta usar esta piedra para pizzas.

pan de muerto 8
Apartas un tercio para hacer las decoraciones. Luego la tapas y dejas que se levante otra vez.

pan de muerto 9
Abajo de la toalla.

pan de muerto 10

Cuando salga, estará cubierta con mantequilla derretida y azúcar. Algunos añaden más decoraciones como azúcar pintada, o hacen formas más elaboradas con la masa. A mí me gusta hacerlo redondo con azúcar blanca.

Para el día siguiente, tendrás pan de muerto listo para comer.

Aunque toma mucho tiempo hacer el pan de muerto, te da mucha satisfacción hacerlo, aparte de que mientras lo horneas, tu familia se irá acercando a la cocina para ver qué es lo que huele tan rico.

pan de muerto 11

Pan de Muerto

La Receta Rinde

10 porciones

Cooking time

Califica esta receta

5 from 1 vote

Ingredientes

  • 1/2 taza de leche entera tibia
  • 2 sobres de levadura (15 g c/u) o 4 cucharaditas
  • 1/2 taza de harina más 3 1/2 tazas
  • 1/4 de taza de mantequilla sin sal a temperatura ambiente más la necesaria para engrasar el molde
  • 2 cucharadas más de mantequilla para untar encima
  • 1/2 taza de azúcar más 1/2 taza para espolvorear en el pan
  • 6 huevos grandes a temperatura ambiente
  • 2 cucharadas de agua de azahar o agua sola
  • 1 cucharadita de semillas de anís opcional
  • 1 cucharadita de ralladura de naranja opcional
  • Pizca de sal

Para preparar

  • Para hacer la levadura: En un recipiente pequeño, pon la leche tibia y a levadura. Revuelve. Deja la levadura un par de minutos en la leche y revuelve bien con una espátula. Revuelve lentamente y dale tiempo a la levadura. Revuelve y presiona con cuidado con la espátula la levadura que no se haya disuelto. Revuelve otra vez. Ya que se disolvió, añade 1/2 taza de harina. Revuelve hasta mezclar bien y que no queden grumos. Estará pegajosa y aguada. Deja la levadura en un área cálida de la cocina de 20 a 30 minutos, hasta que se esponje y triplique su tamaño y tenga burbujas en la superficie. No es necesario, pero me gusta poner una olla con agua hirviendo junto a la levadura.
  • Con la batidora, bate la mantequilla a velocidad baja hasta que esté cremosa. Agrega el azúcar y continúa batiendo hasta que se esponje. Agrega los huevos, uno a la vez. Luego, añade la leche y la levadura. 1/2 taza a la vez, agrega el resto de la harina (3 1/2 tazas). Agrega el agua de azahar o el agua sola. También las semillas de anís y una pizca de sal. La masa se verá mojada, aguada y pegajosa, sigue batiendo de 7 a 10 minutos, hasta que se separe de los lados del recipiente. Estará ahora elástica y pegajosa.
  • Engrasa un recipiente grande donde quepa la masa cuando se expanda. Pon la masa en el recipiente, tápala con una toalla de cocina y ponla en el lugar más cálido de la cocina, donde no haya corrientes de aire y lejos de ventanas y puertas. Deja que se levante durante 2 o 3 horas, hasta que duplique su tamaño.
  • Dale un golpe con el puño, voltéala, tápala con plástico y refrigera toda la noche. Al día siguiente, quítale el plástico, ponle una toalla de cocina encima y deja que llegue a temperatura ambiente.
  • Separa un tercio de la masa para hacer las decoraciones: una bola de 3 a 5 cm, y el resto para hacer dos tiras de masa. No tienen que quedar perfectas, ya que la masa está muy pegajosa, y se verán muy bien ya horneadas y cubiertas de azúcar.
  • Engrasa una charola para hornear o piedra para pizza, y haz una bola con el resto de la masa. Ponla en el centro de una charola para hornear y aplana un poco arriba. Pon las tiras de masa para hacer una X y pon la bola justo donde se cruzan. Tapa el pan con una toalla para cocina y deja que se esponje otra vez, de 1 a 2 horas.
  • Precalienta el horno a 175 C. Hornea el pan durante unos 35 minutos. A la mitad del tiempo, cubre el pan con papel encerado o pergamino para que no se dore demasiado.
  • Estará listo cuando suene hueco el fondo del pan si le das unos golpecitos.
  • Derrite la mantequilla y úntala en todo el pan. Espolvorea el azúcar por todo el pan hasta que esté completamente cubierto.

Comentarios

4comentarios enPan de Muerto Hecho en Casa

  1. Donna V.

    Nov 06

    Esta es la receta perfecta para hacer el pan de muerto. Gracias, Pati.

    1. Pati Jinich

      Nov 11

      Gracias, Donna!

  2. pan

    Oct 12

    no se si este pan saldrá rico o no, pero es fácil
    y uno de los mejores vídeos que he posido conseguir en youtube https://www.youtube.com/watch?v=DjQ2O8GKwns

    1. Pati Jinich

      Oct 13

      Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.